Mercado Laboral: Su alcance y repercusiones

      Interesante es el presente la realidad  que presenta el mercado laboral o de trabajo en  los escenarios de muchos países, conllevando a tomar en cuenta su alcance, características, relevancia, repercusiones.

     Considérese  como lo indica  Karin Mabel, que los grandes cambios que se han dado lugar en el plano económico, político, comercial y tecnológico en todo el mundo han redefinido la estructura de los mercados y de los sectores empresariales en los que hoy se producen y comercializan bienes o servicios. Las empresas se han visto obligadas a adaptarse a procesos y operaciones cada vez más complejos, con tiempos más ajustados de producción y compras, y con sistemas que requieren un conocimiento amplio y preciso de cada una de las fases de las operaciones.

  Hoy en día, fuerzas del entorno, como la apertura de los mercados, el mayor poder y acceso a la información por parte de los clientes, las regulaciones de las actividades empresariales, el impacto ambiental y las tendencias ecologistas, exigen de las empresas una mayor atención en cada una de las fases de producción y entrega de bienes y servicios al cliente o consumido

     Hoy, el cliente conoce una amplia y variada oferta, y hoy sabe qué compra y porqué compra. Esto establece un gran desafío a las empresas, que, para satisfacer esa compleja demanda, debe asegurar la calidad, la oportunidad de la entrega y el servicio de mantenimiento y postventa.

    Por su parte,  Wikipedia  señala, que el mercado de trabajo es el entorno económico en el cual concurren la oferta, formada por el número de horas que quiere trabajar la población en actividades remuneradas y la demanda, constituida por las oportunidades de empleo. Aunque intuitivamente el término "oferta de trabajo" puede llevar a equívoco, debemos entender el mismo como la "oferta de trabajadores" u "oferta de la fuerza de trabajo" En este mercado el oferente es aquel que busca trabajar y para ello "se ofrece". El demandante sería aquel que busca trabajadores. Del grado de equilibrio entre estas dos variables se derivan una serie de consecuencias que determinarán las características del mercado en ese momento y su posible evolución. El estudio del mercado laboral es el instrumento que contribuirá al conocimiento de dichas consecuencias.

  Karin Mabel Quispeccopa comenta, que l mercado de trabajo es aquel en donde los individuos intercambian servicios de trabajo, los que compran servicios de trabajo son las empresas o empleadores de la economía. Estos configuran la demanda de trabajo. Los que venden servicios de trabajo son los trabajadores y ellos conforman la oferta de trabajo. La interacción de demanda y oferta de trabajo determina los salarios que se pagan en la economía.

Conformación del mercado de trabajo

    En la práctica el mercado de trabajo tiene dos grandes conformaciones relacionadas:

   1. Una conformación individual, que suele exteriorizarse mediante la solicitud pública (oferta) de trabajadores por parte de una empresa seguida de una entrevista con los postulantes y que finaliza con la selección y contratación del trabajador elegido.

   2. Una conformación colectiva, en la que uno o más sindicatos negocia con una empresa, un grupo de empresas, o una organización de empleadores, las condiciones de contratación laboral, estableciendo los acuerdos en un convenio colectivo de trabajo.

   Para que exista mercado de trabajo es requisito indispensable que el trabajador sea libre, de lo contrario lo que se presenta es en realidad una relación de esclavitud cuyo intercambio se produce en un mercado de personas. A tal efecto, la libertad sindical ha sido considerada un componente indispensable de la libertad de trabajo.

    En el mercado de trabajo se denomina "trabajador" al que ofrece su trabajo, y "empleador" al que demanda trabajo. El acuerdo entre el trabajador y el empleador que da origen a la relación laboral se denomina contrato de trabajo. El precio del trabajo se denomina salario o remuneración.

  La denominación "mercado de trabajo" ha sido cuestionada porque en términos económicos un mercado es un espacio en el que se ofrecen y demandan mercaderías, las que son objeto de comercio. Debido a la naturaleza peculiar del trabajo, se ha establecido que el trabajo no debiera ser considerado como una mercadería.

    Muy interesante además,  el señalamiento de Wikipedia cuando se refiere a  los indicadores del mercado de trabajo y señala, que a fin de llevar a cabo el análisis desde el punto de vista económico del mercado de trabajo, se manejan una serie de indicadores que permiten conocer su realidad y se expresan a continuación:

Población Económicamente Activa: La constituyen todas aquellas personas que pueden clasificarse como personas con empleo o como personas desempleadas, es decir, que aportan trabajo. Si el período de referencia es corto, por ejemplo un día o una semana, se utilizan con frecuencia los términos "fuerza de trabajo" o "población actualmente activa". Si el período de referencia es largo, por ejemplo un año, puede utilizarse el término "población habitualmente activa".

Desempleo: Son aquellas personas que integran la población económicamente activa y que no encuentran empleos.

Subempleo: Existe subempleo cuando la ocupación que tiene una persona es inadecuada respecto a determinadas normas, como por ejemplo, las referentes a la jornada de trabajo legalmente establecida o a otra ocupación posible, teniendo en cuenta la calificación profesional (formación y experiencia profesionales).
Índice de Salario Real: Se elabora con el objetivo de medir la evolución del poder de compra del salario.

Empleo informal: Se refiere a las personas que poseen empleos que carecen algunos elementos básicos: protección por parte del ordenamiento jurídico, seguridad social, estabilidad, relación laboral, entre otros.

Índice de Precios al Consumidor(IPC): Es un indicador social y económico de coyuntura, construido para medir los cambios experimentados a lo largo del tiempo en relación con el nivel general de precios de los bienes y servicios de consumo que los hogares pagan, adquieren o utilizan para ser consumidos. La Resolución sobre índices de los precios al consumidor adoptada por la decimoséptima Conferencia Internacional de Estadísticos del Trabajo (CIET) que se realizó en la ciudad Ginebra, en  el año 2003 así lo expresa.

Los índices de precios al consumidor se utilizan con diversos fines tal como: Negociación, indización o ambos casos, por el Gobierno (especialmente de impuestos, contribuciones y beneficios de la seguridad social, remuneraciones y pensiones de los funcionarios tasas multas, de la deuda pública y sus intereses), en los contratos privados (sueldos, salario, primas de seguro y servicios) y en decisiones judiciales (pensiones alimentarias).

 No hay que olvidar, que debido a la gran desigualdad que suele existir entre el trabajador individual y el empleador, se considera que no puede hablarse de relación laboral libre aquella que no se encuentra regulada por una negociación colectiva entre el empleador o los empleadores de un mercado, y un conjunto de trabajadores asociados en un sindicato. Esa posibilidad se denomina libertad sindical, libertad que integra el conjunto de derechos humanos básicos.

El acuerdo alcanzado entre el trabajo (sindicato) y el capital (empleador) se inscribe en un convenio colectivo de trabajo, un tipo especial de contrato, con algunas características de la norma legal, que se aplica incluso a aquellas empresas y trabajadores que no han participado directa ni indirectamente de las negociaciones.

Las normas del convenio colectivo de trabajo se aplican en las relaciones laborales en tanto y en cuanto resulten más beneficiosas para el trabajador (principio pro operario).

Como lo comenta la fuente mencionada,  tómese en cuenta que desde fines del siglo XIX los Estados de todo el mundo han dictado leyes laborales para regular los mercados de trabajo y proteger a los trabajadores. Este conjunto de normas se denomina derecho laboral. Las normas del derecho laboral tienen la característica general de ser de aplicación obligatoria, sin poder ser renunciadas, a menos que las condiciones de trabajo sean más beneficiosas para el trabajador .

(*) Fuentes debidamente señaladas

Web: www.carmorvane.com

A %d blogueros les gusta esto: