Nuevas tendencias gerenciales internacionales:

. Un nuevo fenómeno ha surgido dentro del mercado mundial en el nivel de las oficinas corporativas de los países occidentales. En el otro lado del mundo, específicamente en India y China, un negocio novedoso crece en base a las necesidades de los altos ejecutivos de Estados Unidos, el servicio de asistente ejecutivo virtual.

En el comercio y la industria, el término “Outsourcing” es de uso común. Aún cuando no existe una traducción literal al castellano de está palabra, podemos decir que éste es la contratación de servicios externos para ejecutar actividades que normalmente forman parte de la operación administrativa o productiva. Un nuevo fenómeno ha surgido dentro del mercado mundial en el nivel de las oficinas corporativas de los países occidentales. En el otro lado del mundo, específicamente en India y China, un negocio novedoso crece en base a las necesidades de los altos ejecutivos de Estados Unidos, el servicio de asistente ejecutivo virtual.

Tom Friedman en su libro The World is Flat (El mundo es plano) escribe sobre este servicio creado en el Lejano Oriente, como uno de los factores que comprende el competitivo mundo del Outsourcing, y cómo va a cambiar toda la industria Norteamericana, incluyendo los servicios de consultoría legal, banca y contabilidad. ¿En qué consiste este servicio? Imagínese que usted es un alto ejecutivo trabajando en Nueva York para una firma consultora en el mundo de Cuidados de Salud. Justo en el momento que está preparando su regreso a casa, después de un largo día de trabajo, recibe una nota de su secretaria de que uno de sus clientes más importantes quiere una reunión con usted mañana en la tarde. Por supuesto, usted debe tener preparada toda una presentación con resumen de negocio y diapositivas en “PowerPoint”, listas para esa hora. Esta presentación requiere de un análisis de situación actual, evaluación de oportunidades futuras y todo un mar de información que necesita ser diseccionada y vuelta a ensamblar, en una presentación coherente y convincente para este cliente.

En ese momento usted prepara un correo electrónico con instrucciones precisas para su asistente ejecutivo a miles de kilómetros, sobre qué necesita hacer con la información y datos que le está enviando en archivos y que espera como resultado final. Usted se retira a su hogar una vez que ha confirmado que su asistente ha recibido la información.

A la mañana siguiente, al entrar en su oficina, encuentra que su secretaria ha impreso el reporte, junto con un resumen ejecutivo y un guión para su presentación. Tiene tiempo suficiente para leer el reporte y verificar el guión junto con la presentación. Su cliente llega en la tarde y al final del día, su cliente está satisfecho con los pronósticos y recomendaciones que su equipo ha preparado. Usted ha logrado la satisfacción del cliente, lo cual tiene recompensas económicas.

Todo esto se ha logrado gracias a dos factores, que permiten que el negocio de “Outsourcing” de asistentes ejecutivos sea tan exitoso para el mercado asiático y atractivo para el mercado occidental. Primero, la India genera una fuerza de trabajo especializada compuesta de 84 mil nuevos MBAs anualmente. Estos ejecutivos de alto nivel son la mano de obra utilizada para está labor de asistentes ejecutivos virtuales. Adicionalmente, la tradición cultural de respeto en la cual son criados estos profesionales les da un atractivo mayor al mercado occidental. Sus costos están alrededor de $2000 mensuales por 8 horas de trabajo diario, cinco días a la semana. Bajo costo para el mercado norteamericano, buen sueldo para el mercado laboral hindú.

Segundo, la ventaja de la diferencia horaria entre los países asiáticos y los Estados Unidos, permite una sinergia, tal como lo muestra el ejemplo anterior. En la tarde se le envía la asignación al asistente y en la mañana, al llegar a la oficina tiene usted el trabajo listo.

La tendencia de las grandes firmas y empresas es convertir sus macroproyectos en microproyectos, específicamente, aquellas actividades de bajo nivel que requieren de procesamiento de números, investigación de información y análisis, para enviarlos a los servicios de Outsourcing de Conocimiento en los países Asiáticos. El producto final es una serie de informes con redacción impecable, respaldados con los datos pertinentes para la preparación del proyecto total. Está práctica todavía se mantiene en una relación “ganar–ganar”, tanto para las empresas norteamericanas, como para las empresas que ofrecen estos servicios en el Oriente. Las empresas estadounidenses reciben un servicio de muy alta calidad por un precio relativamente económico, en comparación con el costo de la mano de obra intelectual norteamericana. Los asistentes ejecutivos asiáticos, por su parte, reciben sueldos no disponibles en sus mercados locales. Este flujo de negocios hacia el mercado laboral de la India y China, ha dado un impulso de creación de nuevas riquezas. En pocas palabras, ya el “Outsourcing” tecnológico no se limita al comercio de soporte técnico o a la industria de la manufactura automotriz. Lo más interesante de todo es, que el comercio norteamericano junto con el del resto de los países occidentales, no están listos para competir en este mercado y no parecen estar haciendo nada al respecto. Estamos incluídos….

A %d blogueros les gusta esto: