El comportamiento y la seguridad

 “¡Cuanta razón tiene Albert Einstein: todo es relativo,

pues todo depende de todas las variables participantes!”

E. Arenas P.

En el escrito de la semana pasada, se ofreció un buen collage contextual de cómo abordar y entender lo que puede explicar el comportamiento individual al hallarse en un grupo humano, algo importantísimo para quien toca cambiar lo imperante en toda organización, ya que dependiendo de lo que haya en cada una se deberá concebir la estrategia a implementar para estimular y enraizar lo conveniente y/o desestimular y arrancar de raíz lo contraproducente en aras de lograr la conducta deseada dentro del ámbito organizacional.

En “Comprensión de las causas del comportamiento” se señalaron varias variables (el salario, el trabajo en sí, los compañeros y el ambiente reinante, el contexto histórico, la ley, las reglas y las normas, los valores y principios, la predisposición anímica individual) que intervienen determinantemente en el cómo se actúa.

En ese texto, se hizo mención acerca de algunas herramientas (centradas en la metodología de los teoremas) para el desarrollo sistemático del proceder de la gente en las organizaciones (la experimentación investigativa y demás métodos para enfrentar conflictos y problemas, el estudio del estilo personal de reaccionar) que empujan y orientan el cambio en pro de nuevos modos de hacer las cosas, explicándose lo fundamental de 5 modelos (1- el cognoscitivo o interpretativo; 2- el de la racionalidad retrospectiva; 3- el moral y su relación con el enfoque utilitario; 4- el social y su conexión con los sistemas de relaciones de los conjuntos humanos; y 5- el económico). Ahora, se enuncia que es esencial identificar dos elementos en cada individuo: el “temperamento” (lo innato) y el “carácter” (lo adquirido), los co-integrantes de ese conjunto (no siempre congruente, pero usualmente reproducible y de formas significativas) llamado “personalidad”; sin embargo, algunas variables relacionadas con la predisposición anímica individual o estilo personal de reaccionar no han de quedar por fuera; entre ellas: la herencia (tanto la determinada por el ADN, como la del legado de quienes ejercieron un rol influyente en el moldeado de la conducta de cada cual: los ancestros y demás familiares, maestros y profesores, vecinos y conocidos).

Para facilitar la comprensión de lo que se busca comunicar, la temática de la seguridad, vocablo que abarca muchos campos en toda organización, pues puede referirse a la seguridad en la permanencia -o: no- en un puesto dado (ya que también es lícito anhelar el ascenso por la pirámide organizacional); la seguridad anti-plagio de los inventos y secretos de la organización; la seguridad de mantener el posicionamiento conferido por la clientela; la seguridad de las instalaciones y de la documentación; la seguridad individual en el puesto de trabajo y en la comunidad; y… ¡pare de contar, pues no habría espacio suficiente para citar todos lo relacionado con la seguridad!, siendo -por ende- necesario utilizar sólo uno para poder tratar acerca del comportamiento individual respecto de la seguridad y se tomará en cuenta el del campo de la seguridad del individuo en un sitio riesgoso de labor, social o de esparcimiento, teniendo presente que esto se hace así en aras de admitir cuán ineludible es precisar el comportamiento individual para la selección, información y formación del recurso humano.

Se sabe que “la mejor decisión depende de la mejor información”, siendo ésta la base del porqué hay que advertir detalladamente el cómo conducirse en un escenario de riesgo dado, de especificar los peligros entrañados, de puntualizar las consecuencias (reversibles e irreversibles) que puedan devenir, etc.  Acotaciones estas que deberían ser tomadas en cuenta de los personeros de este régimen que son responsables de la seguridad ciudadana.

Una decisión puede ser proactiva, reactiva o circunstancial, siendo ésta la base del porqué hay que formar al factor humano a estar en disposición de ser primero proactivo, pero que tocará actuar dependiendo de la realidad particular y esto ha de ser hecho dentro de un abanico prediseñado de opciones estructuradas, pues… en pro de la mayor calidad de la respuesta a dar… no puede haber ignorancia ni incertidumbre: sin dar lugar a un comportamiento errado; p. ej.: en el caso del incendio de un sartén donde se fríe un pescado… ¡no puede echarse agua, pues… ésta se descompondrá inmediatamente en sus dos constituyentes (hidrógeno y oxígeno: el primero, “inflamable”; el segundo, “explosivo”) y puede devenir una catástrofe, razón por la cual se debe estar informado de esto y formado para utilizar correctamente el extintor “ABC” (apuntando su chorro hacia la base de la llama).

Ahora, ¿cómo saber cuál es la propensión actitudinal (predisposición individual o estilo personal de reaccionar), cuál puede ser el comportamiento? La única manera de anticipar la respuesta será teniendo el perfil de comportamiento y eso se logra mediante la pesquisa de las creencias (principios y valores), del legado adquirido de los paradigmas (familiares y demás: lo que ha visto hacer en el entorno individual), de lo que anhela para sí y los suyos (el mercado), de cómo se auto-cataloga, y demás (entre éstos: el teatro de actuación), siendo de menester el precisar: la capacidad para detectar un conflicto o problema, dimensionarlo y preveer sus consecuencias, la aptitud para analizar las opciones para resolverlo,  la habilidad para escoger la opción acertada, la técnica para implementar decisiones, el talento para retroalimentarse acerca de la evolución de lo implementado, la soltura para el manejo cibernético de la situación en cada momento, y la ubicación en la curva riesgo-compromiso.

De la correcta ubicación de cada persona en el sitio correspondiente dentro de la “Curva riesgo-compromiso” se podrá estimar -en mucho- si es el recurso que conviene conservar en la organización o si no lo es: ¡téngase presente a cuántos ámbitos organizacionales y sociales es pertinente “la seguridad” y que ésta depende -muchísimo- del “comportamiento individual”!

Dirección-E:[email protected]
Web:www.gerenciaenaccion.com.ve
Twitter:@genaccion

A %d blogueros les gusta esto: