De acuerdo con la teoría de la Trayectoria-Meta de Liderazgo, los líderes son efectivos debido a su efecto en la motivación de los empleados y la capacidad para llevarlo a cabo.

La teoría se conoce como la teoría de la Trayectoria-Meta, ya que describe cómo el líder influye en las metas de los empleados, y los caminos para alcanzar esas metas.

La teoría ruta-meta es un marco útil para comprender el efecto de la conducta de un líder en la satisfacción de los empleados y la moral. La teoría de la Trayectoria-Meta ofrece información que pueda ser útil para orientar el comportamiento de los directivos en situaciones diferentes.

La función estratégica del líder, es para aumentar la motivación de los empleados. En otras palabras, la función del líder consiste en aumentar los beneficios a los empleados para alcanzar objetivos bien definidos, y la eliminación de los bloqueos de carreteras en las rutas de acceso a estos objetivos.

Los factores situacionales también determinan los efectos de la conducta del líder. Estas son las características personales de los trabajadores, y las presiones del medio ambiente que los trabajadores deben hacer frente con el fin de lograr sus objetivos.

La teoría ruta-meta del comportamiento del líder será aceptable para los trabajadores, sólo en la medida en que ven el comportamiento, tales como la satisfacción de sus necesidades y deseos. Y cuanto mayor sea la capacidad del trabajador para llevar a cabo la tarea.

El entorno se compone de los factores que no están dentro del control de los trabajadores directos. Las restricciones pueden ser contraproducentes, y limita la iniciativa, ya que afectan a la creencia de los trabajadores que los esfuerzos los llevan a premios. La teoría afirma que, Objetivo Camino es cuando las metas, y los caminos para llegar a las metas deseadas, son evidentes, cualquier intento por parte del líder de imponer estrictos controles dará lugar a la insatisfacción de los trabajadores.

El comportamiento de un líder será de motivación, en la medida en que ayuda a los trabajadores frente a las presiones del medio ambiente, y otras fuentes de frustración. Cuando las exigencias de la tarea son ambiguos, el líder debe proporcionar la orientación necesaria a los trabajadores.

El liderazgo de apoyo tiene el máximo impacto, cuando el trabajo es estresante o insatisfactorio para los empleados. A través de la participación en el proceso de toma de decisiones, los subordinados aprenden que acciones los han llevado a los objetivos de lo que pase. La participación aumenta la autonomía y el control de que, el individuo entiende más de lo que sucede en el trabajo.

En virtud de un sistema participativo (donde los subordinados están involucrados en el proceso de toma de decisiones), la presión para un mejor rendimiento se difunde. La presión de los compañeros y la presión social también desempeñan un papel. Los subordinados que prefieren la autonomía y el autocontrol, tienden a reaccionar más positivamente a un estilo de liderazgo participativo.

Fuente: http://es.shvoong.com/business-management/2058894-art%C3%ADculo-teor%C3%ADa-la-trayectoria-meta/#ixzz2C1c2oQ3X